Ciudad

Teatro y Danza Off / Off Dance & Theatre

Teatro y Danza Off / Off Dance & Theatre
+ teatro en

Crítica / Ayuda, de Los Lunes, en Cuarta Pared

una inteligente y original forma de poner de relieve la desigualdad sobre la que se sustenta nuestro sistema y con ella la perversidad de la naturaleza humana

Cuarta Pared

Del 18 al 21 de marzo y del 1 al 4 de abril se puede ver en la Sala Cuarta Pared Ayuda, el tercer y recién estrenado montaje de la Compañía Los Lunes. El espectáculo está programado como parte de una Trilogía en una estupenda iniciativa de la Sala por hacer un recorrido en la trayectoria de esta joven compañía que, creada en 2011 y dirigida por Fefa Noia, ha cosechado éxitos como Cuerdas de Bárbara Colio, nominada a los Premios Max a Mejor Espectáculo Revelación en 2014.


Ayuda es una inteligente y original forma de poner de relieve la desigualdad sobre la que se sustenta nuestro sistema y con ella los entresijos y la perversidad de la naturaleza humana. Este brillante texto de Maria Goos toma como punto de partida una situación anecdótica en la que no he podido evitar encontrar paralelismos con alguna de las premisas de filósofos actuales como Byung-Chul Hang, que señalan el exceso de positivismo como uno de los males de nuestro tiempo. Así, un concepto amable como es el de “ayudar” puede ser un arma de doble filo que convierta una concesión aparentemente desinteresada en una relación de estrecha dependencia. Algo parecido explica Lukas, el “inofensivo y desaventajado” asistente de hogar de Arnold, un especialista en inversiones que en cuestión de 24 horas pierde su empleo, es abandonado por su mujer y una lesión en la espalda lo condena a permanecer en posición horizontal durante una larga temporada. ¿Su única ayuda? Lukas, con quien se relacionará de forma exclusiva durante toda su convalecencia y quien poco a poco irá acercándose a su objetivo hasta conseguirlo: 40.000€ para abrir una farmacia en su país.


La directora Fefa Noia ha dirigido esta fabulosa orquesta que cuenta, no sólo con un fantástico y bien fundamentado texto tiznado de humor inteligente, sino también con unos actores que se mueven en escena como pez en el agua y que llevan a cabo la difícil tarea de contar una historia no lineal que alterna presente y pasado en una ingeniosa estructura que combina la narración, la reproducción y el momento actual. Óscar de la Fuente encarna a Lukas, un inmigrante que trabaja como empleado del hogar, realizando en su caracterización un hábil trabajo con el acento del personaje. Sin embargo, su interpretación se dispara y se vuelve superlativa en los momentos en los que reproduce situaciones pasadas y aborda los papeles de amante, esposa, hijas... Un notable control en su corporalidad y un acertado equilibrio en la sutilidad de sus gestos precisos, perfectamente identificables, consiguen de manera incuestionable que el espectador entre rápidamente en la convención. David Luque, en su papel de “anfitrión” lleva de forma estoica y próxima el peso de la narración y es admirable el cuidado con el que ha elaborado la construcción de su personaje, un personaje “sin fisuras” escandalosamente creíble que transita por estados como la debilidad o la solidaridad y que, lejos de alejarnos de su esencia de “triunfador”, consigue enriquecerla y llenarla de matices. Sin embargo algunas de sus rupturas con la cuarta pared están poco asentadas, el texto resulta forzado y se aleja de la vivencia.


Esta nueva creación de la Compañía Los Lunes es un pequeño cofre que guarda en su interior una joya actoral que, sin duda, brillará cada vez más e irá llenando esos pequeños cambios rasantes que, sin darse uno cuenta, le hacen desconectar. La dirección de Fefa Noia ha sabido resaltar y acompañar este hallazgo, también dramatúrgico, con las decisiones de su propuesta como es el caso del vestuario, que juega un papel decisivo en el transcurso de la historia, o una escenografía sencilla y elegante que usa lo estrictamente necesario. En la misma linea la iluminación y el sonido trabaja al servicio de los actores y, curiosamente, ellos al servicio de éstos, pues hacen también las veces de técnico.


Ayuda es un montaje aún discreto, levantado sobre unos cimientos firmes, que está a punto de despegar.


María Jose Moral



También podría interesarte

Añade tu comentario

Enviar comentario

Comentarios Hay 0 comentarios para esta crítica

Reportajes

Reportajes

Retablo de espera

“¿Quién no ha esperado algo en algún momento de su vida?”

La Sección

“Mientras sigan educando al hombre de una manera y a la mujer de otra... no habrá igualdad”

El éxtasis de los insaciables

Mikolaj Bielski destila a Witkiewicz en un montaje inscrito en lo mejor de la tradición teatral polaca

Entrevistas

Entrevistas

Juanje de los Ríos y Aldara Molero nos hablan de... 'Cuidados'

“El tema del cuidado a los demás no está en el centro del debate político, no se aborda”

Juan Ángel Melero

“Hay que luchar por la cultura y el teatro, por muy difícil que nos lo pongan”

Patricia Benedicto. Moscú (3.442 km)

“Nos prometieron que íbamos a ser felices y eso no termina de hacerse realidad”