Ciudad

Teatro y Danza Off / Off Dance & Theatre

Teatro y Danza Off / Off Dance & Theatre
+ teatro en

Entrevista

Patricia Benedicto. Moscú (3.442 km)

“Nos prometieron que íbamos a ser felices y eso no termina de hacerse realidad”

 

Por Ka Penichet

 

Patricia Benedicto comenzó a hacer teatro a los 17 años. Después de pasar por la escuela de interpretación de la Cuarta Pared descubrió que ser actriz no estaba hecho para ella porque sufría mucho al exponerse todo el rato. Dice no considerarse dramaturga porque escribe como una parte más de la puesta escena. Acabando de estudiar dirección en la RESAD comenzó a rondarle la idea de Moscú (3.442 Km) por su cabeza. Moscú es todo lo que soñamos ser. Aquello que anhelamos que se haga realidad pero que por unos motivos u otros terminamos procrastinando. El texto transita por emociones o frustraciones que todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos cuestionado y Las tres hermanas de Chejov simplemente se convierten en una excusa para ahondar sobre ellas. Cuidado porque sabe perfectamente que clavijas presionar para conseguir que salgas de la función replanteándote tu vida. 

 

Moscú (3442 Km), surge de una crisis existencial…
Empecé a pensar en esta obra en mi último año de carrera en la escuela de arte dramático, hace más de 4 años. Lo que pasa es que se postergaba por otros proyectos. Moscú se convirtió en mi Moscú. Mientras tanto seguía investigando y me coincidió con una ruptura sentimental bastante dolorosa y un momento en el que también cambias de ciclo. De repente, no encontraba sentido a nada. No sabía si quería tener hijos o no, pero sí que tenía la necesidad de tener una familia. Me vi con 35 años y teniendo la sensación de que no tenía nada a lo que agarrarme. Tenía una profesión completamente inestable, relaciones que eran muy fáciles de dejar...

 

¿Crees que la crisis existencial de la que hablas es generacional?
Creo que tiene que ver con el momento que estamos viviendo y creo que la obra tiene algo mío existencialista, pero sobre todo con que llevamos un montón de tiempo en crisis. Tengo la sensación de estar suspendida en algo que no termina de avanzar, que lo tienes que repensar todo... Nos prometieron que íbamos a ser felices o al menos nos lo vendieron y eso no termina de hacerse realidad del todo. También creo que no estoy a la altura de los tiempos que me han tocado vivir, porque no soy una activista, no estoy en primera línea plantando batalla contra las injusticias que nos envuelven. Yo lo hago detrás de un papel, que es una forma de hacerlo, pero no sé si la más necesaria en estos momentos...

 

Moscú es una adaptación muy libre de Las tres hermanas de Chéjov, ¿por qué escoges este texto como inspiración?
Fue un poco casualidad. Es verdad que se parece si ahondas mucho en el texto, porque todos los temas están sacados de Las tres hermanas. Al principio era un poco una excusa porque me daba miedo lanzarme yo sola con mi texto y además, había mucho más texto del original. Sin embargo si ahora lo juntas todo creo que no hay ni una página del texto de Chéjov. Respeta los nombres y la idea de fondo, pero en el texto original eran tres mujeres y en mi montaje, uno de los personajes lo hace un hombre. Que sean tres mujeres pesa mucho y yo no quería hacer una obra feminista. Es un punto de vista de mujer porque soy yo y mi visión del mundo, pero no quería hacer una obra sólo con mujeres. Quería hablar del ser humano en general, de esa pérdida de ilusiones que nos acontece a todos a medida que nos vamos haciendo mayores.

 

¿Te consideras una persona feliz?
Yo sí. (risas). Yo soy una persona bastante alegre. He tenido momentos de sufrir, de asumir que también te toca sufrir en ese momento, intentar que pase lo más rápido posible pero yo soy alegre; de carácter trágico porque el mundo me duele pero lo de vivir se me da muy bien. 

 

¿Cuál es tu próximo Moscú?
Tengo una idea de hacer una especie de tríptico sobre el amor y la construcción de la masculinidad y la feminidad.



También podría interesarte

Añade tu comentario

Enviar comentario

Comentarios Hay 0 comentarios para esta entrevista